Entrar

Cerrar
Crea una cuenta

Carrito

Cerrar
HAZ TU PEDIDO AHORA O LLAMANOS (+34) 622 22 43 42
La belleza de la mirada

5 Consejos para que los Adhesivos de pestañas se conserven bien durante todo el año.

Los adhesivos para pestañas se basan en el cianocrilato, un poderoso ingrediente que les da su capacidad de pegado única. Sin embargo, como muchos otros productos de belleza, el cianoacrilato puede ser cambiante. Dependiendo del tiempo, el clima y la época del año, las cosas pueden cambiar drásticamente. Utiliza estos consejos para asegurarte de que tus adhesivos de pestañas sobrevivan al cambio de estaciones.

  1. CREAR EL ENTORNO ADECUADO

En primer lugar, necesitas saber cuáles son las condiciones adecuadas para que los adhesivos para pestañas funcionen. Lo ideal para que funcionen mejor es mantenerlos a temperaturas de entre 18º y 24º C, y con una humedad del 50-60%. La estabilidad es la clave.

Si las temperaturas en las que se almacenan sus adhesivos siguen fluctuando, puede que veas una disminución en la calidad. La humedad también pueden suponer un gran problema; si la humedad en la atmósfera circundante aumenta, la viscosidad esencial de sus adhesivos podría verse afectada.

Para mantener los adhesivos en las mejores condiciones, almacénalos en un lugar oscuro a la temperatura adecuada. Pon un paquete de sílice o de arroz seco (como los paquetes que vienen en un nuevo par de zapatillas de deporte) en el cajón para mantener tus adhesivos libres de humedad. También puedes usar un contenedor hermético de pegamento para pestañas que elimine la humedad y mantenga el pegamento fresco por más tiempo.

  1. 2. CONTROLAR LOS NIVELES DE HUMEDAD

Si te tomas en serio tu trabajo como técnico de pestañas, quizás quieras comprar un hidrómetro digital. Este monitorea los niveles de humedad, para ayudarte a saber si se están cumpliendo las condiciones adecuadas. Dependiendo del clima local – o de las fluctuaciones estacionales – es posible que necesites un equipo adicional para asegurar que los niveles de humedad sean los correctos. Un deshumidificador es esencial en condiciones de humedad, mientras que un difusor o humidificador será útil si el aire es muy seco. A veces, en los aires acondicionados encontramos la posibilidad de poder controlar la humedad; puedes asegurarte de que el tuyo lo tiene y usarlo ¡es muy útil!

3) MANTENLOS TAPADOS

La exposición a la luz del sol y al oxígeno es la forma más rápida de destruir un adhesivo. Evitar la primera es sencillo: sólo asegúrate de guardar tu adhesivo en un cajón. No lo saques a menos que vayas a usarlo, y si lo transportas al trabajo en un lugar diferente, guárdalo en una bolsa o caja donde no esté expuesto al sol.

Evitar el oxígeno puede ser un poco más difícil. El contacto con el oxígeno cambiará rápidamente los niveles de viscosidad de la mezcla adhesiva y a menudo la inutilizará. Cuando no utilices el adhesivo, mantenlo bien cerrado.

Cuando trabajes con el adhesivo, verás que tiende a espesarse en unos entre 20 o 30 minutos de exposición directa al oxígeno (si usas el aire acondicionado con la velocidad muy fuerte el tiempo de secado será inferior) . Teniendo esto en cuenta, saca una pequeña cantidad de adhesivo del contenedor/bolsa y cierra la tapa muy bien.

Tan pronto como el adhesivo de trabajo comience a espesarse, reemplázalo por una nueva gota. No dejes el contenedor/bolsa abiertos mientras estés trabajando, ya que corres el riesgo de contaminar el adhesivo.

Un problema común que puedes encontrar es que la tapa se atasca constantemente. Las toallitas de pegamento ayudan a limpiar los residuos de la superficie sin riesgo de causar una reacción, lo cual puede ser común con las esponjas de maquillaje o las toallas de papel. Limpia la boquilla del bote de pegamento cada vez que reemplaces la gota para evitar que se atasque el tapón.

Finalmente, también vale la pena señalar que no debes apretar el frasco de adhesivo para que el pegamento salga más rápido. Deja que la gota de pegamento salga a su propio ritmo.

4) SUSTITUYE EL ADHESIVO CON REGULARIDAD

Una vez que el adhesivo se ha abierto, tiende a durar unas 6 semanas. Sin embargo, confía en tus ojos. Si se ve demasiado espeso y pegajoso antes de que pasen las 6 semanas, entonces es hora de reemplazar el adhesivo. Esto es particularmente cierto en invierno, cuando hay humedad extra en el aire, o si ha estado abriendo y cerrando el envase demasiado.

Nunca intentes usar un adhesivo para pestañas que parezca estar pasado, ya que será demasiado viscoso. Esto no sólo dificulta el trabajo a nivel práctico, sino que también significa que es poco probable que obtengas resultados precisos. La retención de las extensiones será baja. El adhesivo debe tener la consistencia adecuada, ya que se trabaja con una parte del cuerpo muy delicada.

5) GUARDA CUIDADOSAMENTE LOS FRASCOS SIN ABRIR

Si compras a granel/varios, una forma fácil de prolongar la vida útil del adhesivo es almacenarlo en un lugar fresco y seco, alejado de la humedad y de la luz solar directa.

Evita guardarlo en condiciones extremas como un refrigerador o un congelador. Los cambios de temperatura al sacarlos de aquí pueden afectar a la viscosidad del adhesivo, acortando la vida útil a menos de 2 semanas. Normalmente recomendamos mantenerlo en un armario, asegurándote de que esté fuera del alcance de los niños que puedan estar cerca.